Atención telefónica 24 horas para nuestros pacientes. Llámenos al 958 08 10 49

Icsi inyección intracitoplasmática

Existen hoy en día numerosas técnicas de reproducción asistida, fundamentalmente diferenciadas entre aquellas orientadas a la causa del problema. En primer lugar es necesaria una entrevista con la pareja o la/las pacientes para estudiar sus antecedentes y realizar las pruebas del estudio básico de fertilidad. En función de los resultados se decide cual es el mejor tratamiento para cada caso.

El caso que hoy nos ocupa, la inyección intracitoplasmática, está destinada a los casos en los que la infertilidad viene por alteraciones en el semen, cuando  existe una edad materna avanzada, obstrucción de las trompas de falopio, entre otras causas. Concretamente, cuando los espermatozoides no cuentan con la debida movilidad y no consiguen llegar al útero o cuando la cantidad de espermatozoides  por mililitro de eyaculado es muy baja. Esto puede suceder por causas muy variadas: problemas genéticos, hormonales, traumatismos testiculares, varicoceles,  alteraciones en los conductos deferentes, etc.

Mediante una técnica llamada ICSI, o microinyección intracitoplasmática de espermatozoides, se obtiene el espermatozoide tras tratar una muestra seminal o de una biopsia testicular. A continuación se inyectan en el óvulo extraído previamente de la mujer. La principal ventaja de este método es que sólo hace falta un espermatozoide útil de todos los que lleguen a extraerse para ser insertado en el ovocito, por lo que, cuando se dan casos de semen de muy baja calidad, es una de las técnicas que mejores resultados ofrece. Además, el hecho de que sea un proceso controlado en laboratorio directamente también aumenta mucho las probabilidades de éxito.

Icsi inyección intracitoplasmática

ICSI: Posibles riesgos

Como todo, no obstante, la inyección intracitoplasmática también tiene algunos riesgos en el embarazo dado que todas las técnicas de reproducción asistida en general aumentan la incidencia de aborto o de embarazo ectópico (fuera del útero). Estos problemas son poco frecuentes y en la caso del embarazo ectópico y el aborto pueden detectarse muy precosmente de manera que la madre no corra peligro alguno, sin embargo son problemas poco evitables, no debemos tener miedo a este método a pesar de ello dado que el objetivo a conseguir es lograr un hijo sano en casa.

En primer lugar, es posible que los niños nacidos por este método desarrollen un peso menor pero esto puede deberse a la mayor frecuencia de gemelos tras esta técnica (debido la mayoría de las veces a la transferencia de dos embriones y que se puede controlar con la transferencia única de embrión si no se quiere correr el riesgo de tener gemelos que puede llegar a un 30% de los casos de transferencia de dos embriones). Se ha descrito en embarazos en pacientes tras técnicas de reproducción asistida mayor riesgo de diabetes e hipertensión en el embarazo pero tanto estos problemas como otros pueden ser debidos a las carectísticas de las pacientes (por ejemplo de mayor edad o con enfermedades previas, pero no por la técnica en sí). Durante el embarazo también puede producirse el llamado síndrome de hiperestimulación ovárica, caracterizado por hinchazón y aumento del peso es un problema que también puede detectarse a tiempo y tratarse y en casos excepcionales llega a ser grave.

En general los tratamientos de reproducción asistida son bastante seguros y siempre se realizan bajo un estricto control médico.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.